domingo, 4 de enero de 2009

LA CURACION: UN PASO MAS CERCA

Quería hablar sobre este tema pero no veía el momento y gracias al post del Blog Dejame que te cuente he visto la ocasión perfecta. Lo leía con interés hasta que para mi sorpresa llegué ha este parrafo y me vino la informacion que quería compartir leedo y vereis el punto en comun .


Fragmento de una entrevista al Dr. Régis Duthail y el tackyón
casi al final de la entrevista

RD: La medicina actual cura sola
mente el órgano, que no es más que la fase final de la enfermedad. Apenas se comienza a reconocer la importancia del cuerpo eléctrico, cosa que los chinos llegaron a comprender hace muchísimo tiempo. Pronto podría pensarse en restablecer un campo electromagnético en su forma normal, aplicando en el organismo, por ejemplo, una frecuencia acústica que influiría en el equilibrio físico-químico de las células.
NC: Usted no lucha contra los microbios, sino contra un desequilibrio más fundamental... el desequilibrio del aura.
RD: Como usted sabe, los microbios sólo proliferan peligrosamente en presencia de un desequilibrio somático. En caso contrario, permanecen tranquilos. Entonces, ¿qué es lo que provoca tal desequilibrio? Yo pienso que el miedo, el stress y el sentimiento de culpa son responsables de muchas enfermedades, porque perturban la conciencia, alteran el holograma y desinforman las células.

La entrevista continua Blog dejame que te cuente


Pues resulta que en un libro llamado ''Viaje sin Distancia'' de Robert skutch, donde narra como surgió Un Curso de Milagros(UCM), hay un fragmento que me impresinó cuando lo leí.

En este libro se narra como la Dra Helen Schucman comenzó a recibir un dictado de una voz clara y firme hoy conocido como UCM..

Unos años antes de escribir UCM...
Aunque Helen consideraba concluida su busqueda de Dios, el tema de la religión seguía siendo importante en su vida. A medida que se fué implicando más en sus estudios de psicología, se fué armando de ''hechos'' y ''herramientas'' científicas que resultaron ser los argumentos que necesitaba para superar los ultimos restos de superstición que le quedaban. Sentía que ahora podía encarar las cosas de manera muy realista. Estos mismos hechos fueron la base sobre la que fué cambiando, lenta y progresivamente, su sistema de creencias pasando de un agnosticismo desimplicado a un ateísmo iracundo. De hecho, incluso antes de obtener el doctorado, estaba no sólo preparada, sino ansiosa de pelearse con cualquiera que tubiera pensamientos que estuvieran, aunque sólo remotamente, teñidos de ideas religiosas.
A pesar de, o quizás debido a su actitud, comenzaron a ocurrirle una serie de sucesos sorprendentes. El primero de ellos ocurrió una fría tarde de invierno cuando Louis(su marido de entonces) y ella iban en metro a visitar a unos amigos. Helen detestaba el metro, y el hecho de tener que esperar al tren durante un cuarto de hora en medio del inteso frío no le hacía sentirse muy animada. Cuando por fín llegó, estaba abarrotado de gente y no había sitio donde sentarse. Una vez consiguieron asiento, se sintió particularmente enfadada y victimizada porque Louis se sumergió en su periódico, olvidandose por completo de su ''sufrimiento''. Cuando miró a su alrededor, todo lo que veía era gente sucia y andrajosa; al otro lado del pasillo, un niño con una barra de caramelo en la mano pringaba la cara de su madre, dejandole la mejilla manchada de chocolate. Otro niño, unos lugares más adelante, recogía un chicle del suelo y se lo metía en la boca, mientras que al final del vagón un grupo de ancianos medio borrachos discutían en voz alta. Helen cerró los ojos asqueada y sintiendo dolor de estómago.
Entonces ocurrió algo sorprendente.
Una luz cegadora pareció encenderse detrás de sus ojos y llenar completamete su mente. Sin abrir los ojos le pareció ver una figura, que supo que era ella misma, entrar en la luz. La figura parecía saber con exactitud lo que hacía; se paró y se arrodilló tocando el suelo con los codos, las muñecas y la frente en lo que parecía ser una expresión oriental de profunda adoración. Más tarde, la figura se levantó, se puso a un lado y se arrodilló de nuevo, haciendo esta vez descansar su cabeza como si la apoyase en una rodilla gigante. Pareció ser rodeada por el perfil de un enorme brazo y desapareció. La luz se hizo aún más brillante y Helen sintió que el amor más intenso fluía a través de ella, era un sentimento tan poderoso que se quedó boquiabierta y abrió los ojos.
Vió la luz tan sólo un segundo más en el que sintió aquella misma intensidad de amor por todos los pasajeros. Después, la Luz desapareció y Helen volvió a la vieja realidad fea y sucia...

Bueno, Helen siguió con el escepticismo que le caracterizaba, así como su ateismo acérrimo y años mas tarde fue cuando le ocurrió lo de la voz que le dictaba el ya conocido Curso de Milagros. Como era de esperar se reveló en varias ocasiones llegando a tirar a la papelera los cientos de papeles que escribia y su compañero Bill(foto junto a Helen) se encargó de animarla y ayudarla a terminar ese cometido titanico del Curso. ES aquí lo que yo quería deciros sobre lo que ocurrió en aquellos entonces que esta intimamente relaccionado con lo que el doctor Rejís Duthail dice al principio de este post.

'' Por aquel tiempo, Bill comentó a Helen que había estado preguntándose cómo podrían llegar las enseñanzas del Curso relativas a la curación a la medicina tradicional. Comentó que había estado leyendo artículos de distintos temas que él sentía relaccionados con la cuestión y entre ellos había una intrigante información sobre un invento ruso llamado fotografía Kirlian. Explicó a Helen que este proceso era una forma de fotografía a alto voltaje que parecía indicar el campo de fuerza alrededor de la materia. Bill se preguntaba si ese aparato podía ser una forma fiable de demostrar, a través de la tecnología, la existencia de energías no físicas, haciendo de esta manera el asunto más aceptable a los colectivos profesionales.
Helen dijo que no sabía nada del tema pero que le preguntaría a su guía interna. Dos días más tarde llevó a Bill información que había anotado y que parecía ser la respuesta a aquella pregunta.
''No tiene nada que ver con la luz-dijo-; es sonido'', y leyó a Bill el principio de una transmisión muy técnica que les sorprendió por su naturaleza científica. El dictado describía un aparato que cuando fuera construido podría medir la curación en un cuerpo.
Las notas sobre el sonido parecian incompletas y poco claras pero se completaban con imágenes que Helen tenía del aparato mismo y de las que podía hacer una descripción con palabras.
Ni Helen ni Bill comprendían el aspecto técnico de la información y decidieron dejarla de lado hasta que algún ingeniero entrase en contacto con ellos.1
1(En los años siguientes el material ha sido mostrado a distintos cientificos eminentes, pero ninguno de ellos ha podido dar la información necesaria para poder construir el aparato)

Una vez mas encuentro como personas totalmente ajenas la una de la otra terminan llegando a la misma conclusion , que la curacion esta muy relaccionada con FRECUENCIAS DE SONIDO.
Si alguien sabe mas sobre el tema puede dejar informacion en los comentarios. Gracias

1 comentario:

Mario Sanchez dijo...

me parece muy interesante tu pagina , un abrazo mario